La revista electrónica

Por: Hernando Lopera L.

(1999)

URL: http://biblioteca.udea.edu.co/~hlopera

E-mail: hlopera@biblioteca.udea.edu.co


CONTENIDO

Introducción

1. Publicaciones seriadas

2. Publicaciones electrónicas

3. Revistas electrónicas

Bibliografía


INTRODUCCIÓN

En este trabajo se definen las publicaciones seriadas y dentro de estas las revistas como principal medio de difusión de la información académica, científica y técnica, detallando sus principales características, elementos y clases. Seguidamente, se presenta una conceptualización sobre las publicaciones electrónicas como nuevo medio de almacenamiento y transmisión de la información, con sus ventajas, desventajas, clasificaciones y posibilidades de uso e incidencia en los servicios bibliotecarios. Luego se describe la revista electrónica como nueva forma de comunicación científica, sus ventajas, desventajas, características e impacto en el desarrollo de las colecciones de seriadas en las bibliotecas. Igualmente, se informa sobre el mercado de las revistas electrónicas y los conceptos básicos para su normalización. Finalmente, se registran algunas fuentes electrónicas que ofrecen información importante sobre colecciones de revistas electrónicas para su selección.

1. PUBLICACIONES SERIADAS

Según Pineda y Campuzano, y de acuerdo con la definición del ISDS (International Serials Data System), una publicación seriada es aquella "editada en partes sucesivas, que usualmente tiene designaciones numéricas y cronológicas y pretende aparecer indefinidamente". Así, se consideran publicaciones seriadas a las revistas, periódicos o diarios, boletines, anuarios, directorios, memorias de encuentros, actas institucionales, etc.

Las publicaciones seriadas se caracterizan por tener un título común para todas sus partes, una designación numérica, una periodicidad y una designación cronológica. Estas se presentan en diferentes formatos, impresas en papel, en microfichas o microfilms, grabadas en disquetes o en discos ópticos, etc.

Los principales elementos de una publicación seriada son: Título, subtítulo, designación numérica, designación cronológica, periodicidad, lugar de publicación, editor, dirección postal, ISSN, y dato de indización.

Una de las más importantes publicaciones seriadas son las revistas o publicaciones periódicas, fuentes para la transferencia de información en la ciencia y la tecnología. Estas han servido para comunicar a los académicos y científicos entre ellos mismos y con el público en general. El contenido esencial de las revistas son los artículos escritos por diferentes autores sobre temas relacionados con las áreas de interés de un público lector, anuncios sobre eventos y cartas al editor. La edición de las revistas está bajo la responsabilidad de un editor o un grupo de editores y de un comité editorial que ayuda al editor en la revisión de los artículos para su publicación.

Según la UNESCO, las revistas se clasifican en cuatro categorías:

1. Revistas de información: Difunden programas científicos, técnicos, educativos o económicos y anuncian eventos. Contienen información general en forma de artículos o notas breves.

2. Revistas primarias o de investigación y desarrollo: registran los resultados de la investigación y los avances logrados en las distintas ramas de la ciencia.

3. Revistas secundarias o de resúmenes: recogen el contenido de las revistas primarias, abreviado en forma de índices (Index) o con resúmenes (Abstract). Son herramientas bibliográficas para la búsqueda de información publicada.

4. Revistas de progresos científicos o tecnológicos, llamadas revistas terciarias, publican informes resumidos de los principales programas de investigación contenidos en las revistas primarias, durante amplios períodos de tiempo.

2. PUBLICACIONES ELECTRÓNICAS

La introducción acelerada de tecnologías para el tratamiento de la información, el surgimiento de nuevos lenguajes y formatos, el desarrollo de las redes de telecomunicaciones y los servicios en línea asociados a ellas, y la evolución y uso intensivo de la Internet, son los principales factores que han influido en la aparición y desarrollo de las publicaciones electrónicas. La aplicación de estas tecnologías en la industria de la publicación facilita la aparición de nuevos tipos de materiales en el mercado, afectando el proceso de comunicación de la información en sus distintas etapas y, en consecuencia, ocasionando cambios operacionales y estructurales en las labores bibliotecarias.

Una publicación electrónica es una forma de publicación basada en el uso de las tecnologías de la información y, por lo tanto, caracterizada por el soporte electrónico y su capacidad interactiva, que organiza su contenido de manera no secuencial mediante vínculos hipertextuales, de tal manera que se convierte en un producto cualitativamente superior, en tanto cumple con mayor eficacia las funciones de comunicación y difusión, legitimación y autoridad, y archivo y memoria.

En general se considera al hipertexto como un conjunto de piezas de texto, denominados nodos, interconectados mediante ligaduras o vínculos, los cuales permiten una lectura no-secuencial o no-lineal, de tal manera que los usuarios-lectores organizan la información con total libertad, según sus intereses o necesidades individuales. En el documento hipertextual la información se almacena en una estructura de red y se puede consultar mediante un sistema de búsqueda o de navegación, es posible utilizarla de diversas formas y en muchos casos se puede modificar o completar, lo que aumenta notablemente la interacción del usuario con la información.

La tecnología del hipertexto se ha convertido en una herramienta fundamental para la presentación de información textual combinada con imágenes, sonido y video, y su aplicación se ha dado tanto en el CD-ROM como en Internet. La normalización de los procesos de edición electrónica permiten el registro, transferencia y recuperación de la información de una manera uniforme. Las herramientas de edición electrónica y los lenguajes normalizados de "marcación" como el HTML, permiten crear publicaciones para su consulta, lectura, exportación y "navegación" tanto en CD-ROM como en línea.

Hechavarría ofrece el siguiente concepto operativo de publicación electrónica: "es una forma superior de publicación soportada en medios electrónicos y que apoyada en las posibilidades de los programas modernos para el tratamiento y acceso de la información ofrece vastas facilidades de interacción hombre/publicación de manera local o mediante el uso de redes de comunicación".

Paula Tallin, de la National Library of Canada, citada por Barrueco Cruz, García y Gimeno, da el siguiente concepto de publicación electrónica:

"Una publicación electrónica resulta de un acto de publicación en el cual la información es codificada, accedida y hecha inteligible a través de un ordenador. Se caracteriza por estar destinada para acceso público tanto si es accesible o distribuida gratis o por compra. Reside sobre un ordenador servidor de información y es accesible a través de una red de comunicaciones. Los datos contenidos en una publicación electrónica pueden ser estáticos o dinámicos, es decir, sujetos a potenciales cambios. Aunque los datos pueden ser alterados, una publicación electrónica es normalmente, pero no exclusivamente, identificable por un título fijo".

Entre las ventajas de la digitalización de la información en las bibliotecas, se mencionan:

1. La preservación de documentos raros y frágiles sin prohibir el acceso a quienes deseen consultarlos.

2. Fácil transmisión mediante redes telemáticas.

3. Acceso a muchos usuarios simultáneamente.

4. Solución al problema de espacio físico para el almacenamiento: el almacenamiento de un libro de 300 páginas en un estante puede costar hasta 30 dólares, mientras que en disco compacto puede costar unos 2 dólares.

5. Los costos de edición y de distribución se reducen considerablemente al utilizar los medios electrónicos para la transmisión de la información.

Igualmente, la publicación electrónica elimina muchos de los pasos entre los publicadores y la biblioteca y, así mismo, los costos de impresión, encuadernación, empaque, distribución, transporte, tarifa postal y almacenamiento.

Hechavarría sugiere la siguiente clasificación de las publicaciones electrónicas:

1. Según su forma de acceso y distribución:

2. Según su forma de almacenamiento: 3. Según su formato: La tecnología de CD-ROM, surgida a mediados de los 80, ha tenido una vertiginosa evolución. Su capacidad de almacenamiento y su velocidad de lectura ha ido incrementándose de manera importante y su aparición en el mercado antes del "boom" de la Internet le permitió consolidar sus aplicaciones como el instrumento ideal para la distribución de información.

La primera experiencia en Latinoamérica del uso del CD-ROM fue la de BIREME, que a mediados de la década de los 80 produce Lilacs, su primera base de datos en ese formato. Luego siguieron las experiencias de México, en la Universidad Nacional Autónoma de México y en la Universidad de Colima, que cuenta con uno de los más importantes centros editores de la región.

Las tecnologías de la información han transformado cualitativa y cuantitativamente los servicios de edición. "En buena parte la explosión de la información se debe, en primer lugar, al incremento de la actividad científica, pero en segundo lugar a las posibilidades que en la actualidad se tienen para la edición y distribución de publicaciones a través de los medios electrónicos y de comunicaciones" (RODRÍGUEZ).

Las obras de referencia tales como enciclopedias, diccionarios, directorios, anuarios, etc., han sido las primeras en ser incorporadas al uso de las tecnologías actuales, por lo que la cantidad de títulos de estas fuentes disponibles en CD-ROM es muy grande y aumenta cada día.

Así pues, las tecnologías para la edición y difusión de la información pueden ser utilizadas en las bibliotecas para un gran número de servicios, tales como: proveer acceso a materiales informacionales, distribuir publicaciones, promocionar encuentros y seminarios, construir repositorios de información más dinámicos y personalizados, crear proyectos de colaboración institucional, etc. Según Peixoto Bax, aquellas bibliotecas que no sean capaces de integrar efectivamente las actuales transformaciones en las maneras como estas sirven a sus comunidades, simplemente desaparecerán a largo plazo, muy probablemente por la falta de usuarios.

3. REVISTAS ELECTRÓNICAS

La revista electrónica aparece como una nueva forma de comunicación científica generada por el uso cada día más extendido de las redes teleinformáticas, que permiten distribuir información a miles de personas con mayor rapidez y menores costos. Estas redes no sólo están alterando la comunicación autor-lector, sino que están transformando la distribución de artículos impresos por la transmisión electrónica de prepublicaciones. Es así como los primeros experimentos con revistas electrónicas comenzaron en la década de los ochentas en universidades de los Estados Unidos.

Hoy, la comunicación informal entre los científicos está creciendo por el uso del correo electrónico y el intercambio de pre-impresos o documentos no impresos a través de éste. Esta comunicación, que tiende a incrementarse, está complementando la publicación de revistas impresas. La publicación electrónica brinda la oportunidad de organizar este nuevo modo de comunicación, en conexión con las revistas impresas que mantienen su vigencia. Nuevas revistas científicas se están creando en formato electrónico o las tradicionales están teniendo también sus versiones electrónicas. Un caso especial que sirve de ejemplo es el del Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos — IEEE (http://www.ieee.org), que codifica en lenguaje HTML la totalidad de las 62 revistas que publica, lo que permite su lectura en línea (http://opera.ieee.org/opera/).

Alvarenga reflexiona sobre las implicaciones de las tecnologías electrónicas en el proceso de comunicación científica y presenta algunos parámetros utilizados en la evaluación de periódicos científicos. Además, analiza los temas de los trabajos presentados en el seminario "Une nouvelle donne pour les revues scientifiques?", realizado en Francia en noviembre de 1997. Afirma la autora que la edición de medios electrónicos está cambiando los procesos y sistemas de comunicación de los resultados de investigaciones. La aparición de las redes electrónicas propician nuevas ventajas y problemas en los procesos de comercialización en el sector de la comunicación científica. Respecto al impacto de Internet en el proceso editorial, advierte que muchos editores están haciendo una reconversión rápida de las revistas ya existentes hacia los medios electrónicos.

Una revista electrónica es una publicación periódica creada en un formato digital, y publicada y distribuida por medio de un disco óptico o de una red teleinformática. Esta publicación contiene una serie de artículos formalizados bajo la responsabilidad de una institución científica o técnica. Barrueco, García y Gimeno afirman que "para considerar que una información ha sido publicada electrónicamente, es necesario que la información se distribuya a través de un conjunto de artículos, de aparición periódica, agrupados bajo un título común y, sobre todo, bajo la responsabilidad de una institución encargada de certificar la autenticidad, estabilidad en el sentido de garantizar que un artículo, una vez publicado, no pueda ser modificado si no es con la publicación de una nueva versión, y finalmente la calidad de los mismos".

Todos los implicados en la industria de las publicaciones periódicas han anticipado que las revistas en línea podrían ser la panacea para la crisis de precios de las seriadas impresas. Sin embargo, la experiencia ha demostrado que son altos los costos de producción de una revista electrónica de buena calidad, especialmente por la construcción y mantenimiento del software de búsqueda. Las colecciones de revistas científicas que se distribuyen en CD-ROM y en línea incluyen mecanismos de recuperación por cualquier palabra del texto y simplifican la búsqueda de información.

Un ejemplo de las ventajas de que la información esté disponible en formato electrónico es el de los índices y resúmenes, que se utilizan con mucha mayor eficiencia y rapidez en el formato electrónico que en el impreso, causando mayor satisfacción al usuario. Además, como las versiones impresas de este tipo de materiales se han hecho cada día más costosas mientras que, al mismo tiempo, los usuarios se familiarizan cada vez más con la búsqueda en línea, muchas bibliotecas disminuyen sus adquisiciones en formato impreso, convirtiéndose en dependientes del formato electrónico.

No obstante, ante la posibilidad de escoger entre las versiones impresas, en CD-ROM o en línea, se deberá decidir con base en el uso previsto y en el costo. Además, hay que considerar la necesidad de tener los equipos de lectura para las versiones electrónicas y el entrenamiento que necesitan los bibliotecarios y los usuarios.

Las tecnologías de información permiten hoy a un científico difundir los resultados de su investigación en diferentes canales, asociados o no al uso paralelo de las revistas tradicionales. Así, entre otras posibilidades, cuenta con: el intercambio directo de artículos por correo electrónico, disponibilidad de artículos a través de un servidor Web institucional o de una Homepage personal, depósito oficial de artículos en bases destinadas a pre-publicación (pre-print), depósito de resultados en un banco de datos, etc.

Por el contrario, algunos obstáculos que impiden al autor confiar en el medio electrónico para la divulgación de su trabajo, son: la tarifas de acceso a la red, falta de comités de evaluación por pares, carácter anárquico de la red, falta de garantía de prioridad de la publicación, miedo de que su trabajo no sea debidamente valorado y creencia de la no preservación del medio electrónico. Algunos científicos y académicos han manifestado su falta de credibilidad y de reconocimiento de las revistas electrónicas, y las consideran como algo novedoso, experimental, pero que muchas veces adolecen de baja calidad y de poco impacto sobre la comunidad académica.

Hoy es común que las bibliotecas adquieran colecciones completas de revistas científicas en CD-ROM y consulten su actualización por medio de Internet. Algunos argumentos favorables de las publicaciones periódicas electrónicas son: la disminución de la demora en el proceso de preparación de originales para la publicación, la rapidez en la difusión, mejor gestión del volumen de artículos publicados y, tal vez la principal ventaja que estas ofrecen, la interacción directa entre el autor y el lector a través de correo electrónico, lo que implica, en consecuencia, la intensificación del debate científico.

Algunas otras ventajas de la revista electrónica son:

— Posibilitar un proceso de verificación, a través del acceso en línea del material y los datos asociados a un artículo científico, agilizándose la reproducción de los resultados científicos.

— Asegurar un continuum de trabajo (conexiones entre los datos, repertorios, referencias bibliográficas y textos completos y artículos citados).

— Ofrecer otras formas de publicación, con retórica simplificada, compatible con una difusión más rápida (más o menos tipo cartas al editor).

3.1. Características de las revistas electrónicas

Las principales características de las revistas electrónicas son:

3.1.1. Presentación:

3.1.2. Forma de distribución: 3.1.3. Calidad del contenido (Indicadores de calidad): Un ejemplo de gran interés es la revista electrónica D-Lib Magazine: The Magazine of Digital Library Research (http://www.dlib.org). Este es un proyecto de la Corporación para Iniciativas de Investigación Nacional (Corporation for National Research Initiatives —CNRI) en Reston, Virginia, con el patrocinio de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada del Departamento de Defensa de los Estados Unidos (US Defense Advanced Research Projects Agency —DARPA) en apoyo a la Iniciativa de Bibliotecas Digitales (Digital Libraries Initiative —DLI). Cada entrega mensual contiene un editorial, varios informes sobre investigación actual aportados por los miembros de la comunidad investigativa, y dos columnas, una llamada "El Faro de la Tecnología" (Technology Spotlight) en la cual se reportan sitios interesantes y destacados sobre nuevas tecnologías o nuevas aplicaciones, y una segunda columna llamada "Clips and Pointers", en la cual se incluyen novedades y recursos de interés en la Web, anuncios de encuentros y de próximos informes.

Otro ejemplo es el de Scout Report, que forma parte del The Internet Scout Project (http://scout.cs.wisc.edu/), un servicio mantenido por la University of Wisconsin —Madison y financiado por la National Science Foundation, un organismo del gobierno norteamericano. Scout Report proporciona tres publicaciones electrónicas distintas: una dedicada a la ciencia y la tecnología (The Scout Report for Science & Engineering), otra dedicada a ciencias sociales (The Scout Report for Social Sciences) y otra al mundo de la economía y los negocios (The Scout Report for Business & Economics). Los suscriptores reciben cada quince días en su buzón de correo electrónico información sobre nuevos webs, o las actualizaciones de webs, que proporcionan alguna clase de información (informes, artículos, ensayos, archivos, bases de datos, repertorios estadísticos, recursos educativos, etc.) sobre cualquier rama o aspecto de la ciencia y la tecnología. Además, las descripciones críticas de los recursos se acumulan y pueden ser consultadas mediante navegación y recuperación de información a través del servicio Scout Report Signpost.

3.2. Almacenamiento e impacto en las bibliotecas

Sobre el problema que plantea el almacenamiento de las revistas electrónicas, Huth plantea que el éxito o fracaso de las revistas electrónicas dependerá tanto del valor de su contenido, determinado previamente por las políticas y objetivos editoriales, como de la facilidad de acceso y los formatos adecuados para llevarlos a los lectores. Los medios electrónicos poseen un potencial de ventajas intelectuales y económicas sobre las revistas en papel, sin embargo las desventajas de este medio, en su estado actual, no deben soslayarse. El formato "híbrido" (versión electrónica y en papel) dominará probablemente la publicación de las revistas científicas por muchos años.

Sobre el impacto de las revistas electrónicas en las labores bibliotecarias, Goncalves da Silva dice que esta nueva realidad representa nuevos desafíos para los profesionales de la información, tales como el monitoreo permanente del panorama de la industria de la información electrónica y el estudio del comportamiento de los usuarios en el uso de estos formatos. Además, plantea la necesidad de adaptarse a los cambios en las tareas que se realizan en las bibliotecas para trabajar con los documentos digitales, tales como: cambios en la política de selección de material y fuentes de información, cambios en las tareas de análisis documental, y cambios en el modelo de difusión de la información.

3.3. El mercado de la revista electrónica

La publicación periódica en un medio exclusivamente electrónico implica una transformación radical en relación a los autores, a los productores y al modelo económico asociado.

En el Seminario sobre los Intermediarios de las Revistas Electrónicas y lo que éstos ofrecen, organizado por la Association of Learned and Professional Society Publishers (ALPSP) en enero de 1997, se destacó, entre otros hechos de interés, la noticia de que Blackwell's, Dawsons y Swets presentaron nuevos sistemas que proporcionan el acceso a las revistas electrónicas en un 'solo paso'. Con características como la modalidad WWW, búsquedas Booleanas, sistemas de alerta por correo electrónico con opciones tanto de suscripción como de entrega de documentos.

Un gran mercado de la publicación electrónica ha comenzado a organizarse, especialmente en los países desarrollados que cuentan con una infraestructura tecnológica apta para el almacenamiento y transmisión de la información. Harald Joa clasifica este mercado en tres sectores:

3.3.1. Aquellos con un amplio cubrimiento temático:

3.3.2. Servicios de información en temas básicos específicos: 3.3.3. Editores o entidades relacionadas con la distribución de productos: Algunos publicadores se refieren a este período como "la edad de oro de la cooperación", pues la tecnología está disponible para unir a las bibliotecas y sus colecciones, y permitir el acceso a todos los usuarios, sin límites geográficos ni temporales.

En cuanto al mercado de las revistas electrónicas, especialmente las ofrecidas para su consulta en línea a través de redes como la Internet, podemos observar un panorama con grandes diferencias en relación con las políticas de precio y de acceso. Muchos editores están ofreciendo en sus planes de suscripción el acceso en línea a sus revistas. Algunas asociaciones están permitiendo el acceso a los formatos impreso y electrónico por el mismo precio de la suscripción impresa. Otros cargan un costo adicional relativamente modesto por el acceso a la versión en línea. Unas cuantas asociaciones están cobrando precios de suscripción significativamente altos por el acceso en línea y planean eventualmente eliminar el formato impreso. Muchas seriadas de referencia en línea están acordando el precio con las bibliotecas según el número de usuarios en consulta simultánea. Algunas agencias de revistas electrónicas han adoptado este esquema de precios para sus servicios. La complejidad de los precios de las seriadas en CD-ROM o en línea puede aumentar mientras más editores entren en el mercado de la publicación electrónica.

3.4. Normalización de las revistas electrónicas

Muchos aspectos de las normas que se aplican a las revistas impresas pueden aplicarse a las electrónicas:

3.4.1. Elementos de la revista electrónica:

3.4.2. Aspectos generales: 3.4.3. Elementos de la página inicial: 3.4.4. Fascículo: 3.5. Fuentes para la selección de revistas electrónicas

Algunas fuentes para la selección de revistas electrónicas son:

- ICFES. Revistas electrónicas colombianas. http://200.25.61.1/revistas/index.html

- COLCIENCIAS. Indice electrónico de publicaciones seriadas científicas colombianas. http://www.colciencias.gov.co/pscc/

- Universidad de Chile. Publicaciones electrónicas por países y por temas.
http://www.sisib.uchile.cl/publicaciones/

- Association of Research Libraries. http://www.arl.org
(Directory of electronic journals, newsletters and academic discussion lists)

- Serials in Cyberspace: Collections, resources and services.
http://www.uvm.edu:80/~bmaclenn/

- University of Houston Libraries: Scholary Journals distributed via the Web. http://info.lib.uh.edu/wj/webjour.html

- NewJour: electronic journals and newsletter, base de datos con más de 4.000 títulos de revistas electrónicas. http://gort.ucsd.edu/newjour/

- Electronic Journal. http://www.w3.org/hypertext/DataSources/bySubject/Electronic_Journals.html

- IAT Library: Journals, magazines and newsletters. http://www.iat.unc.edu/library/journals.html


BIBLIOGRAFÍA

ALVARENGA, Lídia. Uma noticia electronica substituiria as revistas cientificas? Uma visao do campo de reflexoes sobre o periódico científico na Franca. En: Perspectivas em Ciencia da informacao. Belo Horizonte. Vol. 3 No. 1 (Jan.-Jun., 1998) p. 27-40.

BARRUECO CRUZ, José Manuel; GARCÍA TESTAL, Cristina; GIMENO, María José. Una aproximación a las revistas científicas en formato electrónico. En: Revista Española de Documentación Científica. Madrid. Vol. 19 No. 3 (1996) p. 304-313.

BARRUECO, José Manuel y CORDÓN, José Antonio. Revistas electrónicas y normalización. En: Revista General de Información y Documentación. Madrid. Vol. 7 No. 2 (1997) p. 365-374.

CARLEBACH, Ezri. Electronic journal intermediaries: what can they offer you? En: European Science Editing. Vol. 23 No. 2 (Jul., 1997) p. 50

CODINA, Lluis. Suministro de documentos en Internet. En: Revista Española de Documentación Científica. Madrid. Vol. 21 No. 3 (1998) p. 319-334.

FIGUEIREDO, Nice. Novas tecnologias: impacto sobre a formacao de colecoes. En: Perspectivas em Ciencia da Informacao. Belo Horizonte. Vol. 1 No. 2 (Jul.-Dez., 1996) p. 245-254.

FRIEDLANDER, Amy. D-Lib Magazine: publishing as the Honest Broker. En: The Serials Librarian. Vol. 13 No. 1-2 (1998) p. 1-20

GONCALVES DA SILVA, Luiz Antonio. El impacto de las publicaciones electrónicas en la comunicación científica: el caso de las revistas científicas brasileñas. En: Ciencias de la Información. La Habana. Vol. 29 No. 1 (Mar., 1998) p. 61-67

HECHAVARRÍA KINDELÁN, Angela. Una propuesta de concepto y clasificación de publicaciones electrónicas. En: Ciencias de la Información. La Habana. Vol. 28 No. 2 (Jun., 1997) p. 93-100.

HERNÁNDEZ, Antonio y GARCÍA MORENO, María Antonia. Información electrónica e implicaciones de Internet para los profesionales de bibliotecas y centros de documentación. En: Revista General de Información y Documentación. Madrid. Vol. 7 No. 1 (1997) p. 31-46.

HUTH, Edward J. Quality in the electronic age: an editorial point of view. En: European Science Editing. Vol. 23 No. 2 (Jul., 1997).

JOA, Harald. Scandinavian University Press's Role as a Publisher in the Digital Future. En: The Serials Librarian. Vol. 33 Nos. 1-2 (1998) p. 21-43.

LESK, Michael. Bibliotecas digitales. En: Investigación y Ciencia. Barcelona. No. 248 (May., 1997) p. 50-53.

PEIXOTO BAX, Marcelo. As bibliotecas na Web e vice-versa. En: Perspectivas em Ciencia da Informacao. Belo Horizonte. Vol. 3 No. 1 (Jan.-Jun., 1998) p. 5-20.

PINEDA DE V., Clemencia y CAMPUZANO A., Yolanda. Publicaciones seriadas. Armenia: Universidad del Quindío, 1989. 208 p.

RESNICK, Paul. La selección de información en Internet. En: Investigación y Ciencia. Barcelona. No. 248 (May., 1997) p. 54-57

RODRÍGUEZ REYES, Victórico. Los Servicios de Información en el Próximo Milenio. En: Seminario Retos y Responsabilidades de los Servicios de Bibliotecas, Documentación e Información de las Instituciones de Educación Superior ante el Siglo XXI. San José, Costa Rica, 10-14 Marzo de 1997.

ROVALO DE R., M. de Lourdes. Revistas científicas electrónicas. En: Biblioteca Universitaria, nueva época. Vol. 1 No. 2 (Jul.-Dic., 1998) p. 59-64.


Ir al principio de la página